Fueron cazadores de cabezas ahora son cazadores de corazones para Cristo

Solo se necesitó un ejemplar del evangelio de San Juan para que una tribu animista sea transformada, de cazadores de cabezas a predicadores del evangelio de Jesucristo, según lo reveló un líder misionero durante un evento para conmemorar el Día Internacional de los No Alcanzados, que se realizó el domingo pasado.

En un artículo reciente del diario Gospel Prime, se informó que más de dos mil millones de personas nunca han oído hablar del evangelio y que, aproximadamente, 70 mil personas mueren cada día sin conocer a Jesús.



Era una tribu animista, seminómada.

John L. Pudaite, presidente de Misión Bíblica, relató cómo sus antepasados en Asia fueron alcanzados por el poderoso mensaje de la Palabra de Dios, hace unos 100 años.

“Era una tribu animista, seminómada, que cortaba la cabeza de sus enemigos y las coleccionaba. Todo cambió cuando un misionero se puso en contacto con ellos por primera vez y logró que aceptaran una copia del evangelio de San Juan. Ese pueblo fue transformado, pasaron de ser “cazadores de cabezas a cazadores de corazones para Jesucristo”.

Era una tribu animista, seminómada
Era una tribu animista, seminómada

Aquel despertar espiritual se extendió por la tribu de su abuelo, uno de los primeros cristianos, y los otros nuevos convertidos comenzaron a llevar el mensaje de salvación a otras tribus. ¡Sigamos con la Gran Comisión encomendada por nuestro Señor Jesucristo!

*Nombre de lugares omitidos por motivos de seguridad

*Imágenes referenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *